El Cabildo saca a licitación la tirolina de los Miradores de Izcagua en Puntagorda

El Cabildo saca a licitación la tirolina de los Miradores de Izcagua en Puntagorda

La Consejería de Infraestructuras del Cabildo de La Palma, que dirige Borja Perdomo, ha sacado a licitación pública las obras de construcción de la tirolina de Puntagorda, que se implantará en la zona del Mercadillo del Agricultor, integrada en el espacio de los Miradores de Izcagua, con un presupuesto de ejecución de 262.329,15 euros.

Borja Perdomo destacó que se trata de un proyecto planteado desde el Ayuntamiento de Puntagorda dentro del programa del Fondo de Desarrollo de Canarias (Fdcan) para fomentar las actividades el ocio activo en la zona y promover el atractivo turístico del municipio y el conjunto de la isla de La Palma.

El alcalde de Puntagorda, Vicente Rodríguez, subrayó por su parte que esta instalación representa un paso importante en la diversificación de la oferta de ocio y tiempo libre del municipio, y mostró su convencimiento de que una vez puesta en funcionamiento supondrá un nuevo reclamo de notable interés para visitar la localidad.

Se trata de una tirolina de 617 metros de longitud, que podría combinar hasta cuatro modalidades diferentes de salto, como son silla individual, ala delta individual, compacto de pie individual y salto doble en tándem, y está equipada con sistema de freno de servicio automático, freno de emergencia y la posibilidad de utilizar carros auto frenados.

El trazado de la tirolina se inicia en la zona de los Miradores de Izcagua, a 692 metros de altura y discurre por una pronunciada caída del barranco de Izcagua, hasta llegar a una cota de 620 metros, en una zona plana existente en el lateral de la ladera sur del barranco.

Las estaciones de salida y llegada están ubicadas en zonas que aprovechan las características orográficas del terreno para facilitar la integración de las actividades al entorno y minimizar así el impacto visual. La plataforma de salida queda integrada con la pasarela de acceso, cuya estética es similar a la de los propios miradores. La llegada se ha ubicado junto a un sendero que conduce a la zona inicial de salida a través de un agradable paseo de aproximadamente 10 minutos caminando.

La instalación consta de 2 cables de acero, uno que actúa como cable principal y otro auxiliar. La misión del cable principal es sustentar a los usuarios mediante los correspondientes vehículos, desplazándose por rodadura gracias a la fuerza de la gravedad. La misión del cable auxiliar es doble, por un lado sirve como sustento de los elementos de balizamiento anticolisión, necesarios para proteger a la avifauna existente en la zona, y por el otro, como soporte de los componentes del freno de servicio instalado en la llegada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir al contenido